09 febrero 2007

EL VUELO DE UN SUSPIRO


El arte de la publicidad tiene mucho que ver con los cuentos. Muchas veces, los anunciantes comprimen una gran historia en un mínimo espacio, como los autores de relatos breves exprimen las esencias de sus personajes en una veintena de páginas.

Cuando esos anuncios desprendidos como un suspiro logran erizar el vello, no sé si dispararán las ventas, pero al menos crean un vínculo sensorial y afectivo que a mí me hace ver las cosas con otra mirada.

¿Filosofía barata? ¿Sensiblería? Mejor que yo ahora desaparezca y seáis vosotros los que juzguéis.

El vídeo, galardonado en un certamen de publicidad, no está en Youtube ni en McCafee. Por eso, para verlo tenéis que clickar a continuación:

PULSAR AQUÍ PARA VER EL ANUNCIO

2 comentarios:

Víctor dijo...

Los argentinos siempre fueron geniales con la publicidad. SU imagianción de echa d emenos en un país como el nuestro, donde los de ONO han sableado la historia de abrazos gratis con una burda copia.

Gracias Luciérnago por estos minutos de ternura

Luciérnago dijo...

Gracias a ti por tus comentarios.